Guarida de gigantes

on

41W-xzQwi2LLukka es un orgulloso capitán de los Coppercoats, la fuerza militar de élite que defiende a Drannith de los monstruos salvajes que acechan fuera de sus murallas. Para los Coppercoats, el único monstruo bueno es aquél que está muerto. El mundo de Lukka cambia para siempre cuando inesperadamente forma una conexión mística con un feroz felino alado, pues tales lazos son crímenes graves en Drannith, castigables con la muerte. Huyendo por su vida, Lukka huye del hogar que había jurado proteger. Ahora que se ha convertido en un marginado, Lukka debe sobrevivir en la naturaleza de Ikoria mientras es perseguido sin piedad por sus antiguos hermanos de armas, incluido el sádico general Kudro. Con la ayuda de la caminante de planos Vivien Reid, ¿podrá Lukka aprender a dominar sus poderes recién descubiertos antes de ejercer venganza, y un ejército de monstruos pesadilla, contra su amada Drannith?

Sigue leyendo si quieres saber lo que sucede en la novela “Sundered Bond” de Django Wrexler. El espacio anti-spoilers viene auspiciado por el trailer de la expansión “Ikoria: Lair of Behemoths”.

La historia comienza cuando el escuadrón de intervención especial de Lukka es convocado para neutralizar un monstruo, y descubren que es un tigre alado, pero es más inteligente que cualquier monstruo que hayan encontrado. El felino mata a tres de los cuatro miembros del escuadrón, y solo se detiene cuando Lukka de repente entiende que se le está ordenando atacar la ciudad por una fuerza mágica y obtiene una imagen de cristales naranjas, tras lo cual se desmaya.

Cuando Lukka despierta, está en el hospital. A pesar de las súplicas de Jirina, su prometida, el general Kudro ha decidido que Lukka debe ser encarcelado. Kudro ha oído hablar de personas vinculadas con monstruos, algo bastante nuevo en lo que no confía en lo absoluto. Jirina ayuda a Lukka a escapar fingiendo su propio secuestro.

Mientras tanto, Vivien Reid, la caminante de planos está siguiendo una magia extraña que ha percibido en Ikoria, y al hacerlo encuentra a Lukka. La magia que estaba investigando es justamente el vínculo entre humanos y bestias. Al ver la amenaza, decide ayudar a Lukka, ahuyentando a sus perseguidores.

A Jirina se le asigna el trabajo de localizar a Lukka, siendo enviada con un grupo de cazadores y mercenarios. Lukka y Vivien encuentran al tigre alado, con el que Lukka tiene sentimientos encontrados y vuelve a quedar inconsciente. Una gran formación de cristal (el Ozolito) resulta ser la fuente de una voz, un impulso que obliga a los monstruos a atacar Drannith. Jirina y los cazadores los encuentran, pero Lukka y Vivien pueden escapar montando el tigre alado. Jirina y su grupo deciden que necesitan una aeronave para seguirlos, así que se dirigen a la ciudad de Skysail, en donde contratan un aerobarco de piratas.

Lukka y Vivien encuentran otros “vinculadores”. Al parecer, los monstruos pueden comunicarse entre sí a través de cristales. Los vinculados viajan con Lukka y Vivien rumbo al Ozolito.

ikoria-lair-of-behemoths

Cuando todos llegan al Ozolito, el enfrentamiento es inevitable: Lukka, Vivien, vinculados, cazadores, piratas y algunas pesadillas provenientes del mismo Ozolito se enfrentan en una batalla campal. Lukka conecta su mente con el cristal y consigue comunicarse con quien está usando los cristales para sus nefastos propósitos, e implica que proviene de un mundo distinto… tampoco parece importarle la vida de las personas en este plano ni pretende asumir la responsabilidad por lo que ha hecho. Aun así, decide ayudar a Lukka y le permite usar el poder del Ozolito. La entidad ordena a todas las Ppesadillas que ataquen a los cazadores, lo que lleva a los piratas a huir. Lukka decide que quiere usar este poder para controlar monstruos por el bien de Drannith. Los vinculados y Vivien no están muy contentos con la idea, ya que ven a los animales como amigos, no como esclavos. No obstante, Lukka decide tomar el control de los monstruos vinculados. Vivien le dice que pensaba que era una buena persona e intenta luchar contra él, pero tiene que huir con los vinculados mientras Lukka queda embriagado con el poder otorgado por el misterioso Ozolito.

Lukka pierde el rastro del tigre alado, pero ha rescatado a Jirina cuando el barco pirata fue atacado por monstruos. La lleva de regreso a Drannith, donde recibe un disparo y es capturada, quedando gravemente herida. Jirina recobra el conocimiento en la enfermería y se entera que el general Kudro quiere ejecutar al tigre alado. Jirina se opone a la idea, y esto hace creer a algunos que está trabajando con Lukka. El general Kudro piensa que ejecutarlo justamente eliminará cualquier sospecha que la gente tenga sobre Jirina después de verla llevada a la ciudad por un monstruo, pero también es una prueba para ver si Jirina todavía es leal a la ciudad o si es que ahora está del lado de los monstruos. Jirina recibe la orden de realizar la ejecución, pero se niega.

Mientras Lukka intenta encontrar a Jirina con su creciente ejército de monstruos sin lograrlo, tiene una visión del tigre alado y ve que Jirina se niega a ejecutarlo. Él llega a comprender que fue el tigre alado quien salvó a Jirina, a pesar de que Lukka nunca se lo había ordenado. Así es que entiende que el tigre alado la protegió porque sabía que Jirina era importante para él. Tras ello, es testigo de la ejecución del tigre alado. Reúne a su ejército de monstruos para marchar sobre Drannith, pero aparentemente todavía tiene la intención de usar el ejército para defender la ciudad y recuperar su antigua vida.

El general Kudro piensa que el ejército de monstruos que se aproxima es una amenaza y planea usar a su hija como arma contra Lukka. Su propio ejército marcha para encontrarse con el de Lukka, mientras Vivien y uno de los vinculados se encargan de los guardias de Jirina para poder hablar con ella. Después de que ella dice que ahora está prisionera y no puede ayudarlos, se marchan.

Lukka quiere conversar con el general Kudro. El general accede, pero solo para que Lukka pueda ser asesinado. Él quiere que Jirina lo haga, diciendo que volverá a estar en las buenas gracias de la ciudad si lo hace. La reunión ocurre, pero Jirina se niega a matar a Lukka y le dice que eso es lo que quería el general Kudro. Enfurecido, Lukka ordena a sus monstruos que maten a todos menos a Jirina y apuñala al general Kudro, matándolo. Aun así, cree que podrá regresar a la ciudad y explicarse. Jirina lo ataca pero solo lo hiere levemente, y para poder escapar, salta a un río. En ojos de Lukka, es ahora también una traidora y decide que también debe morir.

Ikoria-Lair-of-Behemoths-1

Jirina es rescatada por Vivien. Narset es mencionada como alguien que podría ayudarlos, pero no saben dónde está. Se encuentran con otro vinculado y se dirigen hacia Drannith. Jirina termina tomando el control de las defensas de la ciudad, y muchos vinculados aceptan luchar contra Lukka. Durante el combate, una vez que las cosas comienzan a volverse contra Lukka, éste trata de tomar el control de todos los monstruos vinculados, pero el poder del mismo vínculo, potenciado por la amistad entablada entre vínculos y vinculados lo hace más difícil. En el intento, termina sobrecargando el Ozolito, ocasionando que éste explote. Esto ocasiona que su chispa de Caminante se encienda y sea transportado a otro plano.

Drannith se reconstruye lentamente con más tolerancia para los vínculos con monstruos. Jirina es ahora coronel. Aun no sabemos quién causó los problemas con el Ozolito en primer lugar, y Lukka se despierta en otro plano, todavía con una fracción del poder que tenía sobre las criaturas cuando canalizaba el Ozolito, y posiblemente volviéndose loco planeando su venganza.

Leave a Reply