Y lo que sigue es… destrucción

on

Esta tierra de magia antigua y exótica es impredecible y letal.

Grandes y misteriosos edros de piedra marcan la tierra y el cielo, también el mar, restos de una extraña y antigua civilización que ejercía un poder arcano inimaginable. Hace mucho tiempo, esa civilización colapsó por razones que pocos conocen. A diferencia de otros lugares, Xen’drik alberga magia única, posiblemente producto de un hechizo que parece casi vivo para quienes lo manejan. Este poder puro hace del continente entero un mundo dinámico, siempre cambiante y crepitante con intensos efectos arcanos: los mares lanzan géiseres de agua elemental; las montañas se tambalean hacia arriba y hacia abajo para aplastar a quienes escalan sus alturas; los bosques alteran su flujo de gravedad y sus patrones de crecimiento; la tierra y su vida botánica a veces se retuercen, como si sufrieran. A esta volatilidad, los lugareños la llaman de muchas maneras, pero de entre todas ellas destaca “la maldición del viajero”.

Conocido tanto como una tierra de oportunidades así como una trampa fatal, Xen’drik es un lugar lleno de peligros , donde los exploradores hambrientos de reliquias arriesgan sus vidas para explotar suis ruinas y tesoros… pero ahora estos peligros que ya abundan han dado un giro aún más mortal: sin que lo sepan sus habitantes, hay una razón siniestra que explica todos los misterios de Xen’drik.

Hace cuarenta mil años, las pesadillas vivientes de Dal Quor, el plano de los sueños, cruzaron los planos y se adentraron en la tierra de los Gigantes. Durante mil años, los gigantes y los elfos lucharon contra enemigos interdimensionales a lo largo y ancho de Xen’drik. Se reunió un cónclave de los más grandes arcanistas de todo Xen’drik y se desató un arma de poder cataclísmico que cortó la conexión entre Dal Quor y el plano primordial. El poder del arma fue tan devastador que el resultado catastrófico casi igualó el daño causado por la guerra misma. Maldiciones mágicas, enfermedades, plagas y disturbios afligieron a las tierras y a la población del imperio de los gigantes. Durante otro mil años, éstos buscaron recuperar el control de la tierra. Estallaron guerras entre distintas facciones y los esclavos vieron la oportunidad de deshacerse del yugo y levantarse. Los gigantes se vieron obligados a unirse contra un enemigo común: los elfos, sus antiguos esclavos.

En esta guerra, los Gigantes pidieron nuevamente a su cónclave de arcanistas que usaran la magia para sofocar la Revuelta de sus esclavos . Ante la amenaza de ver tal magia desatada otra vez, los dragones de Argonnessen regresaron a Xen’drik, viéndose obligados a recurrir a sus más grandes poderes para evitar que los Gigantes destruyeran el mundo. Nadie sabe qué tan cerca estuvieron los Gigantes de lograrlo ni cuánto poder ejercieron los Dragones para poder detenerlos.

Lo que sí sabemos algunos es que durante milenios, las profundidades del continente han aprisionado a los quori. La barrera mística que los mantiene a raya debía ser mantenida por los gigantes, pero al caer su imperio, ésta ha ido debilitándose más y más, y ahora los quori se preparan para destruirlo todo a su paso. Los astutos exploradores y supervivientes que una vez aprendieron a convivir con los salvajes peligros de Xen’drik ahora se enfrentan a una fuerza insondable. Elfos y humanos, goblins y medianos, enanos y gnomos… todos se apresuran a defender nuestro mundo, pero la esperanza es escasa: quienes los encerraron por primera vez se fueron hace mucho… ¿es posible traerlos de vuelta?

Ula, Emeria y Cosi, los guardianes olvidados

Los Cinco

Mucho antes de que cualquier aventurero pueda recordar, ha habido varias leyendas entre los más consumados de este tipo de personas. Sin embargo, ninguno de ellos ha logrado el recuerdo de ninguno de Los Cinco. Un gremio muy sui generis, Los Cinco contaban entre sus miembros a cada una de las razas principales de Xen’drik. Lejos de cualquier área civilizada, llegaron a los secretos más profundos de cada tierra que exploraron, recuperando tesoros que durante mucho tiempo habían estado olvidados. Hace siglos, todos decidieron retirarse de repente. Nadie excepto ellos mismos supo nunca por qué. Los mapas que dibujaron, sin embargo, fueron custodiados de manera segura en varios lugares, solicitados y utilizados por aventureros contemporáneos en su propia búsqueda de oro y gloria.

Y esa es exactamente la razón y origen de la Magnífica Orden de los Seguidores de los Cinco. En casi todos los repositorios de conocimiento, tiendas de equipos o casas seguras para viajeros, apareció un miembro de esta Orden ofreciendo información a cambio de pagos futuros y una pieza muy específica que se les entregaría. Hoy en día, la Orden es la fuente más confiable de mapas antiguos y herramientas de aventuras de alta calidad y, de vez en cuando, contratan a un grupo muy específico con misiones muy específicas.

Nuestros aventureros se han adenteado en un complejo de cavernas con monstruos impredecibles y furiosos… y en el interior de una las cámaras hay cinco sarcófagos con una leyenda en un lenguaje que les resulta desconocido, pero que pueden entender gracias a un hechizo: “Los Cinco”.

 

Bienvenidos al volumen II de nuestra campaña “Stormreach: El Regreso de los Quori”.

Leave a Reply