Eston

el

Eston era una pequeña ciudad en Cyre, pero a la vez fue una de sus principales ciudades junto al lago Arul en la frontera noroeste, y ahora es una ruina en el borde de a Tierra de los Lamentos. Alguna vez fue sede de la base de operaciones de la Casa Cannith, lo que la llevó a ser conocida como el «lugar de las maravillas», de donde se decía que «la magia cobra vida».

La ciudad comenzó como una exitosa ciudad minera. Impulsada por dichos recursos, Eston fue el lugar de nacimiento de la Casa Cannith, y gracias a la casa marcada, se hizo famosa por sus maravillas arcanomecánicas. Décadas de investigación sobre criaturas artificiales por los artífices de Cannith en los Jardines de Acero de la ciudad llevaron a un avance milagroso que culminó con la invención de los primeros forjados.

Habiéndose convertido en un blanco prioritario, Eston se vio continuamente asediada desde el inicio de la Última Guerra, sufriendo los efectos de la primera campaña bélica extendida tan pronto como en el año 895 YK. Cyre protegía la ciudad tanto como su capital, Metrol, con tanto celo como recursos: obviamente tenerla dentro de sus límites era una gran ventaja y entre el apoyo de la corona y sus emblemáticas maquinarias, la ciudad nunca cayó. Sin embargo, en el Día del Lamento en el año 994 YK, las colinas a las afueras de Eston se hundieron en el suelo sin más que un suspiro, pero bajo tierra, los pozos colapsaron y los mineros fueron enterrados vivos. La tierra en movimiento provocó terremotos y Eston fue devastada por la catástrofe, la peor de todas las ciudades de Cyre. Si bien algunas personas escaparon usando magia, la mayoría pereció en el acto. Muchos de los miembros más destacados de la Casa Cannith, incluyendo su patriarca, murieron.

Descripción

Antes del Lamento, Eston era el centro de operaciones de la Casa Cannith. En la ciudad se encontraban tres impresionantes forjas de creación acompañadas de campos de prueba para la formación de cuadros de forjados recién «nacidos». Eston era conocida como una ciudad de maravillas, tal como lo eran la Clockwork Menagerie y los Steel Gardens, exhibiciones de construcciones, golems y homúnculos de años de desarrollo de ingeniería Cannith. Aquí, los pájaros mecánicos se sentaban y cantaban en árboles plateados de corteza de acero y las autocares transportaban a herreros y magos entre las forjas. La ciudad estaba protegida de tormentas y fuertes vientos por una enorme cúpula iridiscente en caso de mal clima y también tenía una majestuosa estación para el tren relámpago.

Hoy en día, alrededor de las ruinas, numerosos hechizos vivientes vagabundos y todo tipo de monstruos mutantes se aprovechan de todo lo que pueden encontrar. También acechan en el lago Arul y cazan en las orillas, haciendo que sea muy difícil llegar a Eston por tierra o agua. Estos hechizos vivientes incluyen no solo hechizos dañinos, sino también llamas vivientes que se ven arrastrándose por las calles, escalando postes de luz y visitantes que huyen, así como adivinaciones que cambian, brillan y muestran imágenes de lugares lejanos sobre ellos. Las construcciones también están retorcidas y transformadas, con algunos reportes detallando una enorme gorgona golem y bandadas de pájaros cantores mecánicos con alas afiladas. Todo esto hace de Eston no sólo un lugar extraño sino también muy peligroso: aun es un lugar donde la magia cobra vida, pero ahora lo hace literalmente.

No obstante, y a pesar de estos peligros, los carroñeros y los buscadores de tesoros intentan llegar a Eston para saquear cualquier maravilla de Cannith que puedan encontrar entre las ruinas y los escombros. La riqueza perdida, los minerales sin explotar y las bóvedas de Cannith y las forjas de creación hacen de Eston un premio atractivo, pero los temblores y los monstruos impiden a cualquiera que se atreva obtener un botín de forma regular. Los antiguos almacenes de Cannith son un objetivo particular para todos los grupos, ya que se cree que contienen depósitos de metales preciosos, incluida la adamantina.

Los forjados devotos al Señor de las Espadas también vienen aquí en busca de suministros de metal, e incluso hay cada vez más rumores afirmando que han reabierto las minas. Entre los muchos orígenes propuestos, algunos creen que el Señor de las Espadas fue el último forjado que emergió de las forjas de creación de Eston, justo antes de que ocurriera el Lamento.

Geografía

Eston se encuentra a unas 70 millas (110 kilómetros) al este del lago Arul y el río Brey, lo que la convierte en el único asentamiento importante de Cyre que no se encuentra cerca de una vía fluvial. En cambio, el pueblo de Totens unía Eston con el río Brey. Alguna vez estuvo cerca de un grupo de colinas que se elevaban desde las llanuras, pero estas colinas descendieron a las llanuras durante el Lamento. El Brey se acercó 48 kilómetros (30 millas) más cerca de Eston, mientras que la cuenca del lago Arul se ensanchó e inundó al doble de su tamaño. Los temblores continuaron sintiéndose hasta bien entrado el 998 YK.

Viajando en tren relámpago por la línea occidental desde Breland, Eston está a 3,483 kilómetros o 3 días de Sharn, y a 1,014 kilómetros o 21 horas de Vathirond. En la línea karrnathi, Eston está a 3,180 kilómetros o 2 días y 18 horas de Korth, y 1,255 kilómetros o 1 día y 2 horas de Metrol, la capital de Cyre.

En la actualidad, Eston está más arruinada incluso que Metrol, la capital. Los edificios derrumbados se encuentran en cada esquina de las calles y vecindarios enteros están enterrados en escombros.

Eston es una pieza clave en nuestra campaña actual «Un Gorgón de Tres Cabezas». Las ilustraciones usadas pertenecen al setting Kaladesh, de Magic, pero creo que la representan muy bien.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. miguelarcesamam dice:

    Que cuernos habrá pasado realmente ahí (cyre)

Leave a Reply