Escribas Sivis

el

Si bien todos los miembros de la Casa Sivis son gnomos, no todos los miembros llevan la Marca del Escriba. La Casa Sivis contiene tanto el Gremio de Notarios como el Gremio de Oradores, aunque cualquiera que trabaje para esos gremios no se considera inmediatamente miembro de la Casa Sivis. Ésta tienen su base en la ciudad de Korranberg, dentro de la nación de Zilargo, pero tienen enclaves a lo largo y ancho de todo el continente de Khorvaire. Hay doce familias en la Casa Sivis, incluidas las Corralyn, Haskal, Lyrriman, Magan, Santor, Severin, Syrralan, Tarlian y Torralyn. La mayoría de los miembros de la Casa Sivis llevan el apellido «d’Sivis», aunque es posible que algún miembro ocasional (especialmente uno dedicado a la investigación de la lingüística) no lo haga. Los gnomos de la Casa Sivis son portadores de la Marca de los Escribanos y, a través de su Gremio de Oradores, ofrecen servicios como traductores y mediadores entre diferentes razas, así como comunicación instantánea a larga distancia a través de sus miembros más poderosos. La Casa Sivis también interviene en el negocio de los notarios, utilizando marcas arcanas y escrituras ilusorias para certificar u ocultar documentos importantes.

Historia

La marca dracónica de Sivis apareció por primera vez hace unos 2800 años. Los gnomos han cultivado cuidadosamente a los pueblos que los rodean desde entonces y se han mantenido firmemente neutrales en todos los conflictos. Entonces, aunque la mayoría de la gente sospecha de la naturaleza tortuosa y conspiradora de los gnomos, la Casa Sivis se ha mantenido irreprochable y sus servicios ahora son indispensables. En la actualidad está gobernada por un Alto Consejo compuesto por representantes de cada una de las naciones en las que opera la Casa; este consejo está actualmente dirigido por Lysse Lyrriman d’Sivis. Lady d’Sivis ha dirigido la Casa durante casi noventa años, casi desde el comienzo de la Última Guerra.

Como mencionáramos más arriba, la Casa Sivis posee la Marca del Escriba, que otorga diversos beneficios mágicos relacionados con la comunicación escrita y verbal de quien la utiliza. Es gracias a los auspicios de Sivis que las personas pueden comunicarse entre sí en todo Khorvaire casi instantáneamente. Sus miembros más notables también actúan como traductores para diplomáticos y otros dignatarios.

Hoy en día

La Casa Sivis hace todo lo posible para preservar su posición como fuerza imparcial en el mundo. Como resultado, es más probable que los aventureros encuentren la casa cuando necesitan sus servicios, no porque hayan quedado atrapados en sus planes. Al mismo tiempo, los gnomos están impulsados por una sed de conocimiento, un deseo de orden y su propio laberinto de intrigas internas, cualquiera de las cuales podría arrastrar a la Casa Sivis a una aventura.

Es esta casa la que jugó un papel decisivo en la estandarización del sistema de virreyes, ministros y senescales que forma la columna vertebral de la jerarquía de todas las Casas Marcadas. Adicionalmente a la estándar, esta casa emplea una vertiginosa variedad de títulos y oficinas que resultan grandiosos a pesar de que su naturaleza sea exclusivamente cosmética: cuando dos virreyes se encuentran, el Portador de la Decimotercera Palabra tiene una ligera ventaja social sobre el Portador de la Decimocuarta Palabra, pero ambos siguen siendo virreyes. Algunos de estos honores pueden ser otorgados o transferidos por un virrey, algunos requieren la intervención de la matriarca y otros se basan enteramente en la costumbre social. Por ejemplo, cualquier heredero que inventa un nuevo idioma tiene derecho al título honorífico de «Forjador de Palabras».

Si bien la Casa Sivis está compuesta por doce familias, se pueden encontrar juegos políticos en todos los niveles de la misma, e incluso la matriarca de la casa puede ser reemplazada si un número suficiente de virreyes se oponen a ella. Sin embargo, la estabilidad de la casa tiene prioridad sobre la ambición personal, y la actual matriarca, Doyenne Lysse Lyrriman d’Sivis, ha ocupado hábilmente su puesto durante más de noventa años. Además del Gremio de Oradores y el de Notarios, dentro de la casa operan otras agencias importantes, tales como los Vigilantes («Oversight»), que son el brazo de seguridad de la Casa y defiende la reputación de absoluta confidencialidad e imparcialidad de la misma. Los Vigilantes protegen a Sivis de espías y ojos escrutadores, pero también mantienen una pulcra observación sobre los miembros de la casa, castigando rápidamente a aquellos que amenazan la estabilidad de la organización. Además de sus propios agentes altamente cualificados, trabajan a menudo con agentes de Phiarlan y Thuranni, la Casa Kundarak y el Trust, creando la red de secretos más estrecha que el oro puede comprar. Al igual que Zilargo y el Trust, a los Vigilantes se les permite una gran libertad en sus métodos: los gnomos que filtran secretos de la casa tienden a simplemente desaparecer.

Jugando un Sivis

Los herederos de Sivis suelen ser educados, bien hablados y firmemente comprometidos con la neutralidad de su casa. Incluso cuando tienen agendas particulares, es más probable que un heredero dirija las acciones sutilmente, haciendo sugerencias pero permitiendo que otros se lleven el crédito y la gloria cuando actúan según esas sugerencias. Aunque es poco probable que la casa alguna vez esté al frente y al centro de una aventura, bien podrían revelarse como los instigadores de la misma una vez que todo esté dicho y hecho.

Como parte de la Casa, sabes que tu familia ha trabajado para mantener el orden durante casi treinta siglos. La comunicación es el cordón que une a la civilización, y tus ancestros resolvieron las disputas de los reyes y ayudaron a las Casas Marcadas a encontrar su lugar en el mundo. Pocas personas se dan cuenta de la influencia que ha tenido la Casa Sivis en la forma de la era moderna, del mismo modo que pocos saben con qué frecuencia un consejero real tiene más poder que el propio rey. Deja que Cannith y los demás luchen por la fama y el reconocimiento: tú sabes bien que el trabajo más grande e importante se hace en silencio. Tu educación te ha enseñado a ver la vida como un juego prolongado, pero como aventurero, es posible que estés jugando un juego largo, generando influencia que solo podrás utilizar en los años venideros. Por otro lado, es posible que simplemente disfrutes del desafío del momento y de la emoción de poner a prueba tu ingenio contra el mundo mientras resuelves los acertijos más difíciles. Tu familia siempre ha encontrado una manera de superar el caos y generar orden, y tú te esfuerzas por hacer lo mismo.

Nunca reveles toda tu fuerza ni tus verdaderos objetivos. Estate siempre atento a las formas de obtener ventaja sobre tus enemigos y por supuesto, siempre ten en cuenta que no todos los miembros de tu casa siguen estas tradiciones. Una serie de vilipendios en medio de la jerarquía de la Casa se han alegrado de causar caos y confusión, y este camino oscuro podría atraerte más de lo que te gustaría admitir.

Hay muchos elementos que puedes incorporar para jugar un personaje que esté vinculado a la Casa Sivis, pero si quieres formar parte del clan familiar, «Eberron: Rising from the Last War» nos trae la variante de gnomos con la Marca del Escriba, que junto al trasfondo de Agente de la Casa redondean un personaje al servicio de esta Casa. Otras ediciones han ofrecidos más elementos, los que eventualmente podremos ir convirtiendo aquí en Codex Anathema; por ejemplo, la dote Quill of Sivis y la clase de prestigio Unbound Scroll de 3.5 o el Sivis Truenamer de Cuarta. ¿Cuál te gustaría ver primero?

Leave a Reply