Atur: Pecados y Portentos

Basada en la película “The Brothers Grimm” y la historia del plano de Innistrad de “Magic: the Gathering”, “ATUR: Pecados y Portentos” es una campaña de horror gótico (y cósmico) en dos volúmenes para Eberron.

Volumen I: Pecados

Nuestra campaña empieza mientras nos adentramos en el bosque a las afueras de la aldea de Hanweir, en el que nada es lo que parece. En el primer capítulo, “El Horror Acecha”, los pobladores temen la cercanía de la luna de sangre y los terrores que trae con ella, mientras un recién llegado Alto Clérigo de la Iglesia de la Flama de Plata intenta envalentonarlos para enfrentarse a los terrores que osan salir del bosque.

“¿Cómo te explicas que el pastor se vuelva contra su rebaño?”

En el segundo capítulo, “En la Oscuridad de la Noche”, los héroes tendrán que enfrentarse a su peor pesadilla mientras los aldeanos de Hanweir se preparan para un muy arriesgado ritual e invocar el regreso de un arcángel protector que bien podría ser sólo un cuento de hadas. Los días se vuelven cortos y faltos de luz, y las sombras se extienden no sólo en las calles, sino en las almas e intenciones de todos en el pueblo.

“Los ángeles no vinieron solos; con ellos, llegaron los misterios.”

Al descubrir la fuente de los terrores en el bosque, los aventureros deben elegir la mejor forma de erradicarla, mientras fuerzas que deberían estar trabajando juntas se enfrentan la una a la otra en el tercer capítulo “Sólo Hasta el Amanecer”.

Volumen II: Portentos

Como en muchas otras ocasiones en Eberron, el final no es más que un nudo en la trama. Al enfrentarse al origen de las criaturas que azotaban Hanweir, nuestros héroes han dado inicio a una serie de eventos que bien podrían ser considerados incluso peores. En el primer capítulo de la segunda parte de la campaña, “Desentrañar la Locura”, el arcángel protector parece no ser la única entidad invocada, y señales de demencia empiezan a mostrarse en casi todos los habitantes del pueblo. Diversas señales podrían indicar algo funesto en el horizonte, pero nadie es capaz de interpretarlas.

“Sus cantos eran más fuertes según crecía la corriente.”

Para poder restablecer el orden y la paz en Hanweir antes de que pueda expandirse a través de todo Khorvaire, los héroes se enfrentan a una decisión imposible: “Abrazando la Oscuridad”, el segundo capítulo ve las protecciones sagradas del pueblo caer una a una… y lo imposible se abre paso entre las tinieblas para consumirlo todo. ¿Cómo crear una barrera inquebrantable ante una fuerza indetenible?

“Tras cada respuesta se esconden tres nuevas preguntas.”

Leave a Reply