¿Qué pasaría si…?

Hay algunas cosas sobre Avengers: Endgame que la hacen distinguirse del resto del canon del Universo Cinematográfico de Marvel, mucho más allá de lo que recaudó en taquilla. Quizás lo más determinante es que tiene un final. De hecho, es el final. Endgame se tomó tantas molestias para resolver casi todos los hilos de la trama en curso y el arco de personajes que podría haber servido como la última película de Marvel: el final del gran experimento que comenzó una década antes cuando Nick Fury apareció durante los créditos de Iron Man. Pero nunca habrá una película final de Marvel, al menos, no si el estudio tiene algo que decir al respecto, y gracias por ello.

Marvel Studios y Sony tuvieron que volver a estar juntos para planear lo que haría a continuación Spider Man. Marvel tuvo que sumergirse en más historias con Wanda, Loki y Sam Wilson. Incluso el avance de Eternals de Chloé Zhao, una película sobre personajes que han existido junto a los Avengers, tiene una referencia a ellos. Por su lado, Black Widow se trataba de llenar un vacío en la línea de tiempo mientras presentaba nuevos personajes a la mitología mayor, y Shang-Chi se las arregló para agregar algunas caras conocidas de otras películas.

La serie animada de Disney+ «What if…?» parecía estar más allá de este megauniverso conectado de historias. Al menos nos hicieron creer que era una oportunidad para que Marvel Studios demostrara que puede contar historias que no son puntos interconectados que revelan un gran diseño cuando retrocedes lo suficiente. Sin embargo, el episodio de la semana pasada aplastó efectivamente cualquier posibilidad de que eso fuera cierto. Antes de su estreno, la serie había sido promocionada como una antología sobre realidades alternativas dentro del multiverso del MCU. Si lo que sucede en las películas es una realidad, específicamente una realidad en la que todo sucedió de la forma en que se suponía, entonces «What if…?» presentaría múltiples realidades diferentes en las que las cosas sucedieron de manera diferente, como que Steve Rogers se lesionara antes de convertirse en el Capitán América, Odin nunca adoptara/secuestrara a Loki o el Doctor Strange se volviera malvado después de darse cuenta de que nada de lo que hiciera podría evitar que suceda una tragedia específica. Al igual que las historias en los cómics, se nos ofrecía la oportunidad de contar historias que simplemente no funcionarían en la continuidad principal (o tal vez ninguna continuidad en el caso del episodio de Doctor Strange, durante el cual todo su universo desaparece).

Y entonces llegamos al final. Los dos últimos episodios se sienten como uno de dos partes. Cuando Ultron vence a los Avengers y amenaza con destruir no sólo su universo sino todos los demás, descubrimos que el malvado Doctor Strange en realidad sobrevivió a la completa desintegración de su universo y ha estado esperando su momento en alguna dimensión de bolsillo. Con Ultron poseyendo tanto el poder ilimitado de las Piedras del Infinito como el conocimiento de que es parte de un multiverso lleno de realidades por conquistar, The Watcher no tiene más remedio que buscar la ayuda del malvado Strange para formar un nuevo equipo y llamarlo Guardianes del Multiverso. En otras palabras, los episodios anteriores no eran historias independientes que simplemente se divertían con la caja de juguetes de la MCU, eran aventuras serializadas que presentaban personajes a punto de encontrarse unos con otros.

Si bien esto puede ser una traición a la premisa básica de «What if…?», no significa necesariamente que sea una mala idea. Demonios, es una especie de ajuste divertido en la estructura de la MCU en sí, tropezar accidentalmente con un universo compartido, como si el destino de cada realidad en el multiverso fuera eventualmente construir un equipo al estilo de los Vengadores. Definitivamente hay algunos metacomentarios muy divertidos en todo esto. Y con todo lo que nos ha gustado la serie (unos episodios más que otros, claro), en esta página hablamos de Calabozos & Dragones, y visitamos la televisión cuando hay una lección de por medio.

¿Y si… planeamos una campaña?

Ya sabemos que diseñar nuestra campaña como si fuera una serie de televisión puede ser difícil, pero es sumamente gratificante. Episodios sueltos y hasta parodias se mezclan y funden con episodios mitológicos para que el cambio de ritmo y género imbuya vida y prevenga el cansancio y la monotonía. Lo que «What if…?» nos propone sin embargo, es marketearla como lo opuesto: una serie de one-shots que en realidad no lo son. El acercamiento dependerá de si quieres que el hilo conductor lo tengan los protagonistas, o los antagonistas.

El primer caso, funciona de forma ideal si tienes uno o más jugadores novatos con horarios disímiles. Jugar one-on-one no es precisamente mi estilo, pero tiene muchas ventajas, como centrarnos en las habilidades de la clase que el jugador ha elegido, en lugar de estar turnándonos explicándolos para todos y cada uno. También nos permite formar el grupo de aventureros no sólo en base a los personajes, sino también a las personalidades de los jugadores, potenciando su unión y disfrute de la experiencia. Imagina sus rostros al terminar su aventura inicial con una invitación a un grupo élite que lo necesita.

El segundo caso es tu grupo usual que va a jugar una temporada con algunas aventuras desconectadas unas de las otras porque las campañas largas ya los tienen algo cansados. Variarán de personajes, trasfondos y hasta de mundos quizás… y después de la cuarta o quinta aventura, los jugadores verán a todo el elenco de villanos reunidos por un mastermind con otro objetivo oscuro y que debe ser derrotado. Qué tanto quieras permitir el conocimiento que los jugadores tengan de los villanos a los que pensaron haber derrotado depende totalmente de ti como DM, claro. A la larga, los villanos pueden ser nuevas versiones de los anteriores, quizás traídos de vuelta de la muerte, mutados, o quizás solo mencionados a través de sus objetos mágicos, lo que trae la pregunta de cómo los recuperaron de las manos de los héroes previos.

Sea como sea la forma en la que decidas abordar este tipo de «campaña», guarda el secreto y haz lo posible para no incorporar adelantos que hagan sospechar a tus jugadores lo que se les viene. Resiste la tentación y desde aquí te hacemos lanzar tu salvación con ventaja. Nos agradecerás luego.

6 Comentarios Agrega el tuyo

  1. juanrusso dice:

    Para aquellos que participan de diversas campañas, tal vez con el mismo DM, sería muy interesante ver quizás alguno de nuestros personajes anteriores o paralelos convertidos en NPCs «variants».

    Y hablando de «What If..?» comparto el tablero de Pinterest que he desarrollado al respecto… espero sirva de inspiración.

    https://pin.it/70N01ET

    1. Xander dice:

      Si deseas, en mi blog de personajes podemos subirlos, solo me pasas el background y un poco de su historia ya en la aventura que estas jugando

  2. miguelarcesamam dice:

    si hacen una campaña, avisenme para ser parte de

    1. Xander dice:

      No es el feeling similar a Candlekeep? Pequeñas aventuras que se interconectan todas?

  3. mlimaco dice:

    Ideal para una serie de sesiones one shot que al final resulten sorpresivamente conectadas. Me hizo acordar a Cloud Atlas en ese aspecto, una serie de historias aparentemente desconectadas que resultan estar más conectadas de lo que aparentan.

Leave a Reply